Objetivo Plan Marco

Queremos anunciar, de modo renovado, la novedad transformadora de la Buena Noticia de Jesús a toda la comunidad educativa, desde el carisma vicenciano, como proyecto de vida personal y comunitario, y como un compromiso por la justicia y con los más pobres.




jueves, 1 de febrero de 2018

Campaña contra el Hambre 2018



EL DESAFÍO DEL HAMBRE
  • Los avances tecnológicos nos han permitido en los últimos decenios, multiplicar por tres la capacidad de producción de alimentos.
  • A pesar de sus ventajas en cuanto a cantidad, el sistema de producción masiva de alimentos, genera tres grandes problemas:
    1. El problema de la sostenibilidad.  Se generan grandes impactos ambientales y sobre los recursos naturales.
    2. La reducción de los alimentos a “mercancías”. El sistema está orientado a los beneficios económicos, no a garantizar el Derecho a la Alimentación.
    3. La pérdida y el desperdicio de alimentos. Millones de toneladas de alimentos acaban en la basura anualmente a lo largo de toda la cadena alimentaria. 
DEVORAMOS EL PLANETA

Los dos últimos puntos, provocan consecuencias medioambientales y humanas, que nos hacen afirmar que estamos devorando el planeta, acabando con los recursos y provocando hambre. 

  1.  Acaba con los recursos…  ya que, para producir alimentos de forma masiva, se están utilizando:
    •  Gran cantidad de tierras, a menudo a costa de selvas y bosques.
    • Mucha agua, un recurso esencial para la vida y finito, que a menudo, queda contaminado en el proceso.
    • Combustibles fósiles para la producción mecanizada y el transporte a lo largo de toda la Tierra, lo que genera contaminación atmosférica.

  2. … y provoca hambre. La producción de alimentos está pensada para un mercado global en el que muchas personas, incapaces de adquirirlos, quedan condenadas a sufrir hambre.

Este punto constituye la paradoja del hambre: gigantesca producción agropecuaria y millones de hambrientos y subalimentados. Estamos ante un problema ético, de justicia.

Ante esto, es importante que reaccionemos para cambiar aquello que esté en nuestras manos, por ejemplo:

Campaña Manos Unidas 2018


EL DESAFÍO DEL HAMBRE
  • Los avances tecnológicos nos han permitido en los últimos decenios, multiplicar por tres la capacidad de producción de alimentos.
  • A pesar de sus ventajas en cuanto a cantidad, el sistema de producción masiva de alimentos, genera tres grandes problemas:
    1. El problema de la sostenibilidad.  Se generan grandes impactos ambientales y sobre los recursos naturales.
    2. La reducción de los alimentos a “mercancías”. El sistema está orientado a los beneficios económicos, no a garantizar el Derecho a la Alimentación.
    3. La pérdida y el desperdicio de alimentos. Millones de toneladas de alimentos acaban en la basura anualmente a lo largo de toda la cadena alimentaria. 
DEVORAMOS EL PLANETA

Los dos últimos puntos, provocan consecuencias medioambientales y humanas, que nos hacen afirmar que estamos devorando el planeta, acabando con los recursos y provocando hambre. 

  1.  Acaba con los recursos…  ya que, para producir alimentos de forma masiva, se están utilizando:
    •  Gran cantidad de tierras, a menudo a costa de selvas y bosques.
    • Mucha agua, un recurso esencial para la vida y finito, que a menudo, queda contaminado en el proceso.
    • Combustibles fósiles para la producción mecanizada y el transporte a lo largo de toda la Tierra, lo que genera contaminación atmosférica.

  2. … y provoca hambre. La producción de alimentos está pensada para un mercado global en el que muchas personas, incapaces de adquirirlos, quedan al margen del sistema, condenadas a sufrir hambre.

Este punto constituye la paradoja del hambre: gigantesca producción agropecuaria y millones de hambrientos y subalimentados. Estamos ante un problema ético, de justicia.
 
Ante esto, es importante que reaccionemos para cambiar aquello que esté en nuestras manos, por ejemplo:
    • Pautas de consumo.
    • Nuestro tipo de dieta.
    • Desperdicio de alimentos.

miércoles, 31 de enero de 2018

Cuentos Manos Unidas

Los cuentos son una excelente herramienta educativa porque, además de fomentar la comprensión lectora de los niños y niñas, les ayudan a despertar su imaginación, a desarrollar su creatividad y a identificarse con los valores representados por sus protagonistas.
Manos Unidas pone a disposición de todos estos cuentos para  acercar a los más pequeños la realidad de las personas que viven en los países del Sur y que luchan, cada día, para mejorar sus vidas.

Juegos Campaña Manos Unidas

En la web de Educación de Manos Unidas hay unos juegos chulísimos donde podemos recordar cosas de las que estamos hablando durante este curso.
 
Mi Planeta está cambiando:
El objetivo de este juego es concienciarnos de la importancia del Cambio Climático y de la responsabilidad que tenemos en sus causas.
Debemos ser capaces de formular compromisos personales que llevemos a cabo en nuestro día a día.
http://educacion.manosunidas.org/HTMLRes/Educacion/Flash/3700_mi_planeta_MU/default.htm 


Riesgolandia:
El objetivo de este juego es reflexionar sobre las causas que provocan los desastres de origen natural y sobre sus consecuencias para la infancia y las poblaciones más vulnerables de los países del Sur.

martes, 30 de enero de 2018

Campaña 2018 de Manos Unidas



En Manos Unidas llevan casi 60 años plantándole cara al hambre. Esa es su meta: sensibilizar. Por los millones de personas que cada día afrontan dificultades. Y se esfuerzan por plantear soluciones, cambiando estilos de vida y sembrando compromiso. Porque no podemos permitir que el hambre siga aumentando. En esta Campaña explican cómo todos podemos ser parte de la lucha contra el hambre. Porque, en la lucha contra la injusticia en el mundo, todos somos necesarios y todos podemos hacer algo juntos: compartir lo que de verdad importa. Descubre la campaña en este vídeo.

jueves, 9 de febrero de 2017

Manos Unidas 2017












Mateo 25:31-46
31 Pero cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los ángeles con él, se sentará en trono de su gloria. 32 Y todos los pueblos se congregarán delante de él, y él separará a los unos de los otros, como el pastor separa a las ovejas de los cabritos, 33 y pondrá a las ovejas a su derecha y los cabritos a su izquierda. 34 Entonces el rey dirá a los de su derecha: ‘¡Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del reino preparado para vosotros desde el comienzo del mundo! 35 Porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; era forastero y me acogisteis; 36 estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel y vinisteis a verme. 37 Entonces los justos le responderán: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, o sediento y te dimos de beber? 38 ¿Cuándo te vimos forastero, y te acogimos; o desnudo y te vestimos?, 39 ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte? 40 Y el rey les dirá: en verdad os digo que cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mi me lo hicisteis. 41 Entonces dirá también a los de su izquierda: ¡Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles! 42 Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, 43 era forastero y no me acogisteis; estaba desnudo y no me vestisteis; enfermo y en la cárcel y no me visitasteis’. 44 Entonces dirán también estos: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento o forastero o desnudo o enfermo o en la cárcel y no te asistimos? 45 Y él entonces les responderá: ¡En verdad os digo que cuanto dejasteis de hacer con uno de estos más pequeños, también conmigo dejasteis: Cada vez que dejasteis de hacerlo con uno de éstos más pequeños, también conmigo dejasteis de hacerlo!.
Palabra de Dios


viernes, 3 de febrero de 2017